Toda la familia. Desde niños de 2 años en adelante, hasta adultos mayores, personas con enfermedades diversas e incluso es ideal para embarazadas.

No. Full Nutrition® es incluso ante la COFEPRIS un “alimento”, y todos sus ingredientes están permitidos en cualquier trimestre del embarazo.

Máximo 3 veces al día. Si te sabes con buena salud y sólo quieres cuidarte más, consúmelo únicamente en las mañanas. Si tienes alguna necesidad importante de nutrientes (embarazo, mucho ejercicio, te sabes con mala alimentación, mala salud, etc.) tómalo de 2 a 3 veces al día.

Si, en casos muy especiales. Está científicamente estudiado que su fórmula aporta los carbohidratos sanos, proteínas vegetales y fibras, así como los nutrientes de las verduras, frutas y leguminosas que contiene; por eso sabemos que en caso necesario pueden representar al grupo de alimentos específico del que están hechos, sin embargo, siempre recomendamos que se consuman acompañando los alimentos.

No, cuando el hambre tiene un origen psicológico. Sin embargo Full Nutrition® si busca saciar la necesidad nutricional o hambre fisiológica.

A las personas con importantes necesidades de nutrientes como los deportistas, los que toman una sola comida al día, quienes por diversas razones no consumen frutas, verduras ni leguminosas y a quienes con apoyo profesional buscan bajar o controlar su peso.

Todo el tiempo que se desee o se requiera. Full Nutrition® se ha creado mediante Tecnología Alimentaria como “alimento”, lo que le permite no tener límite en el tiempo de consumo.

Si. Full Nutrition® fue diseñado sin: azúcar, sal, gluten, lácteos, grasas y otros elementos anti-nutrientes, precisamente para hacerlos accesibles a personas con Diabetes, Hipertensión, Sobrepeso y Obesidad entre otras Enfermedades Crónicas.

Mejorar tu alimentación y sentirte bien. Gracias a que Full Nutrition® permite que consumas los nutrientes de 18 verduras, 9 frutas y 6 leguminosas.

Aquellas personas que por alergia, intolerancia o indicación médica, no puedan consumir cualquiera de los alimentos que los componen.

Si. Porque cada uno cuenta con estudios científicos que demuestran que aparte de proporcionar los nutrientes de los grupos de alimentos que los forman, su consumo produce beneficios a la salud.